Blog Constitucional

Declaración Francisca Pérez Prado

Declaración Francisca Pérez Prado

Sobre participación en la Convención Constitucional

El pasado lunes 11 de enero de 2021 conocimos las listas inscritas, por pactos e independientes, en vistas a la Convención Constitucional a desarrollarse durante este año. Celebro la pluralidad y fuerza con la que una gran cantidad de organizaciones del mundo social y, especialmente, de las nuevas generaciones de feministas, lograron inscribir sus proyectos y ampliar con ello el universo de la representación posible; lamento, al mismo tiempo, no acompañarlas en ese lugar.

Como feminista, comprometida por transformar un sistema que precariza la vida y perpetúa relaciones de violencia, desigualdad y sometimiento, quise representar el proyecto histórico que las mujeres, durante décadas, hemos ido construyendo para conquistar una democracia real, justa y paritaria fundada en el respeto irrestricto de los derechos humanos, el valor de la memoria y el imperativo ético de resguardar un espacio común para la pluralidad de sujetos, identidades y pueblos que hacen a nuestro ser colectivo.

Por eso, decidimos participar del proceso constitucional que abre una nueva etapa en la vida política de nuestro país: por primera vez, en Chile, el mandato que establece las bases fundamentales de nuestra legislatura tendrá un estatuto representativo; por primera vez, en el mundo, el órgano soberano que lo establezca tendrá un carácter paritario.

Decidimos inscribir esa participación desde la autonomía y en el marco del diálogo y el establecimiento de acuerdos con sectores progresistas comprometidos también con esos principios. La lógica que rige las prácticas institucionales, sin embargo, insiste en anteponer la ventaja propia a la construcción de espacios de participación reales, profundizando así la crisis de representación que tanto fragiliza nuestra ya débil democracia. Esto se materializa en la exclusión del proyecto colectivo que yo quise representar ahí y, por el mismo gesto, en el desconocimiento de los aportes que el trabajo histórico de muchas feministas ha implicado en la construcción de nuevas prácticas, saberes y articulaciones; es en la vida orgánica de los pueblos, comunidades y colectivos donde reside la legitimidad de la política, y no en el interior de las instituciones.

Nuestro empeño, y el mío propio, no se detiene en esta fractura. Antes bien, seguiremos trabajando para hacer parte protagónica, con otras voces feministas y otras voluntades comprometidas con la democracia y la transformación, para la generación y aseguramiento de mecanismos reales y vinculantes de participación y para la construcción de una constitución feminista.

Agradecemos los múltiples aportes y declaraciones de apoyo que hemos recibido, y esperamos representar los sueños, las demandas y los deseos que estos contienen desde nuestro lugar de autonomía.

Francisca Pérez Prado

Presidenta de la Corporación La Morada

Ver pdf

Posted by Fernanda Budrovich in Blog Constitucional, 2 comments
Feminismo en la Constitución: paridad, autonomía y dignidad. Francisca Pérez Prado, candidata constituyente, Distrito 10

Feminismo en la Constitución: paridad, autonomía y dignidad. Francisca Pérez Prado, candidata constituyente, Distrito 10

Feminismo en la Constitución: paridad, autonomía y dignidad. 

La Morada es un colectivo feminista nacido el año ‘83 en plena dictadura. Desde sus inicios luchó junto a otras mujeres y feministas diversas por derrocar al régimen opresor, violador de los derechos humanos, coercitivo de las libertades y promotor de la desigualdad en todos los ámbitos. En dictadura, en el proceso de transición y durante estos casi 40 años hemos manifestado demandas feministas para la construcción de una democracia pluralista, respetuosa de los derechos humanos y sostenida sobre sobre perspectivas críticas al orden tradicional de los géneros.

Asumimos que en nuestra práctica política feminista, dos principios fundamentales han guiado nuestras acciones: el principio de la autonomía,que ha sido rector para el establecimiento de un espacio amplio y plural, que acoge miradas feministas en su diversidad y que produce pensamiento feminista relevante en los distintos ámbitos que afectan la vida de las mujeres (cultura, medio ambiente, violencia, comunicaciones, ciudadanía). A través de un trabajo micropolítico, autónomo, distanciado de las políticas institucionales y de la intervención de los partidos hemos trabajado entre mujeres, con mujeres y con otres, abogando por la justicia social, politizando y transformarndo la vida cotidiana y el lugar que ocupamos como sujetas y ciudadanas activas en la definición de la democracia.

Asumimos también,  el principio de la memoria, como postura ética que nos vincula con la lucha de las mujeres, en toda su diversidad, por más de cien años, y con la historia que nuestro movimiento ha construido en cada una de sus conquistas y sus dolores. Desde esta ética, reconocemos que el pensamiento, la creatividad y la acción feminista son el resultado de una construcción colectiva e histórica, impulsada permanetemente por el deseo feminista de libertad.

Reconocemos en la historia reciente, la importancia del movimiento por Ni Una Menos, nacido en el 2016, y del mayo feminista del 2018, que reinstalaron en el debate público y político la necesidad de penalizar y poner fin al femicidio y a la impunidad frente a todas las formas de  violencias sexuales y de género.

Reconocemos la Revuelta Social de octubre del 2019 como expresión del malestar generalizado ante la gravedad de las desigualdades, discriminaciones y abusos y la urgente necesidad de desarticular los enclaves que perpetúan las injusticias en nuestro país.

A partir de nuestra historia y en consecuencia con la voluntad de construir una democracia sustantiva, nos sentimos llamadas a participar del proceso constituyente, velando por el ejercicio de soberanía que implica la construcción paritaria y pluralista de una Nueva Constitución, poniendo al centro la restitución de una colectividad solidaria y un estado que garantice los derechos humanos,  y que haga viable la continuidad del proceso en condiciones que garanticen su desarrollo democrático.

Entendemos que el momento actual es decisivo para la redacción paritaria de una Nueva Constitución, y es imperativo posicionar voces feministas en la defición del diálogo que pueda conducirnos a una nueva concepción de sociedad: digna, plurinacional, justa y del buen vivir.

En este marco La Morada apoya la candidatura feminista de María Francisca Pérez Pradopara ser parte de la Convención Constituyente. Desde 1989 Francisca es parte de nuestro colectivo, comprometida con nuestra vocación política de autonomía feminista, y materializa una voz imprescindible para la redacción de una nueva constitución, basada en nuestra historia, pensamiento y mirada de la democracia por venir.

Hacemos un llamado a aquellas mujeres que, compartiendo la ética fundamental de nuestra política feminista, se sumen a la tarea de construir una articulación que otorgue fuerza, contenido y poder constituyente a este histórico proceso en el que todas estemos presentes.

ASAMBLEA DE SOCIAS – LA MORADA

DICIEMBRE 2020

Descargar declaración en pdf.

Posted by Fernanda Budrovich in Blog Constitucional, 0 comments
Saludo año nuevo 2021

Saludo año nuevo 2021

Compartimos un cariñoso saludo de fin de año de parte de Francisca Pérez Prado. ¡Abrazos a todas y todos!

 

 

 

Posted by Fernanda Budrovich in Blog Constitucional, 0 comments